El tratamiento mediático misógino contra Aminta Granera

AMINTA GRANERAAdrián Uriarte/El tratamiento que han brindado la mayoría de los medios de comunicación sobre el caso de Las Jaguitas, denota un enfoque misógino contra la directora de la Policía Nacional, Aminta Granera. El discurso mediático de forma explícita, fija sus criterios noticiosos para incorporar voces que hagan corro sobre la “renuncia” de esta funcionaria pública, sugiriendo falta de capacidad, por su condición de mujer.

La Policía Nacional, por su naturaleza es quizás la institución más compleja en Nicaragua, porque tiene que reñir entre garantizar los derechos humanos y mostrar obediencia al poder de turno. Nadie cuestiona el abuso de poder de los funcionarios de la policía nacional en las Jaguitas, lo cuestionable es el enfoque sesgado y misógino contra la primera comisionada Aminta Granera, por el hecho de ser mujer.

Los especialistas en teorías de organizaciones complejas como la Policía Nacional saben, que en este tipo de organizaciones difícilmente se puede tener control absoluto de todo el sistema. El sesgo de los medios se ve a todas luces, cuando de forma especial otorgan categoría de expertos a políticos o activistas políticos que en el pasado han sido víctimas de abuso policial, como los recientes hechos de violencia política en el Consejo Supremo Electoral. Así como los medios que se autodefinen independientes, cuestionan el clientelismo político que la administración pública ejerce, mediante la participación de figuras religiosas, también los medios deben replantearse los parámetros con que seleccionan a las fuentes informativas, que permita tomar distancia de la clase política tradicional que lejos de hacer análisis, aprovechan la oportunidad para exponer sus sesgo contra la Policía Nacional.

Aminta Granera, con todos y sus errores, al frente de la institución del orden público, es quizás la funcionaria pública que más rostro humano le ha dado a la Policía Nacional. Según la encuesta realizada por M&R Consultores (2013), el 86.4% de los nicaragüense considera ser la funcionaria pública más aceptada. Si los medios desean hacer una autentica fiscalización de la Policía Nacional, conviene que redefinan sus criterios noticiosos, estando más cerca de las voces de los estudiosos sobre la seguridad ciudadana y la violencia en Nicaragua, y tomando distancia de los políticos cuyas opiniones adolecen de método y argumentos.

Los periodistas y los medios de comunicación, tienen el poder de construir representaciones sociales débiles o fuertes de las instituciones del país. La misma Encuesta de M&R Consultores, advierte que la Policía Nacional es la tercer institución con más credibilidad en el país, seguida del Ejército y los Medios de Comunicación. En el contexto polarizado y crisis institucional actual de la Policía Nacional, ¿después de Aminta Granera Sacasa, que otro funcionario público podría otorgar credibilidad y humanismo a esta institución?

Anuncios

Acerca de analisisdemdiosnicaragua

Analista Medios de Comunicación y Acadèmico.
Esta entrada fue publicada en Análisis. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s